Traductor

Técnicas de relajación, como relajarse

¿Por qué es importante la relajación? ¿Cuándo es necesaria la relajación? ¿Cómo relajarse?
¿Por qué es importante la relajación?
Técnicas de relajación
El equilibrio psicofísico consiste en la capacidad de pasar de estados de tensión a estados de relajación, única condición que puede garantizar, a la larga, estabilidad y armonía.


Este paso corresponde a los diversos ritmos de la vida: vigilia y sueño, trabajo y ocio, enfermedad y buena salud, tristeza y alegría.

Relajación no es sinónimo de pasividad. Por el contrario, consiste en la capacidad de distenderse para combatir el estrés y eliminar la fatiga producida por tensiones y sobreesfuerzos.

¿Cuándo es necesaria la relajación?
Un análisis del estado físico y de la actitud psicológica ofrece numerosas indicaciones acerca de la existencia de un estado de tensión que se beneficiaría de la práctica de técnicas de relajación. Veamos algunos ejemplos:
  • El individuo está fatigado y muestra desinterés por todo.
  • Se muestra tenso y fácilmente irritable.
  • En algunos casos, se repliega en sí mismo para reflexionar sobre sus problemas, aunque sin llegar a soluciones satisfactorias.
  • Se vuelca en el trabajo o la diversión sin lograr eliminar la sensación de vacío e inutilidad.

Técnicas de relajación

¿Cómo relajarse?
Existen numerosas técnicas de relajación. Es tarea de cada uno encontrar, según sus inclinaciones, un método que procure la distensión necesaria para el equilibrio psicofísico. Con frecuencia resulta suficiente con hallar tiempo para dedicarse a una ocupación tranquila y agradable, como sentarse cómodamente en una butaca para leer un libro, escuchar o tocar música, bordar o coser, pintar, dar un largo paseo por los bosques, etc.

La tensión se traduce a menudo en una respiración superficial e irregular, que causa mala oxigenación de los órganos y sobre todo del cerebro, con nerviosismo y falta de concentración. La regulación de la respiración constituye la base de numerosas técnicas de relajación.

La respiración que garantiza la relajación es profunda y regular. Al inspirar, lentamente, el aire debe penetrar hasta elevar el abdomen. Al espirar, los pulmones se vacían y el vientre se aplana. Antes de la siguiente inspiración es preciso hacer una breve pausa.

La relajación puede conseguirse también mediante un simple baño caliente en el que se han diluido aceites esenciales de virtudes relajantes.

Otros métodos pueden ser:

El automasaje del rostro o la nuca. Una contracción de los músculos de los miembros y la espalda seguida de su progresiva relajación, controlando al mismo tiempo la respiración.

Métodos como el entrenamiento autógeno, el yoga, el tai-chi y el qi-gong, que garantizan no sólo la relajación física sino también la mental.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

 Autora:
 Mujeractual  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos interesantes