Traductor

Una enfermedad llamada diabetes



¿Qué es la diabetes? ¿Qué tipos de diabetes hay? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Qué debe hacer para prevenir esta enfermedad? ¿Como debería ser la alimentación? ¿Tiene cura la diabetes? ¿Qué tratamientos existen?






¿Qué es la diabetes?

Es un desorden del metabolismo de los azúcares o carbohidratos causado por una falta de producción de la hormona insulina o por una incapacidad del organismo para utilizarla como debería. Se trata de que el páncreas no produce, o produce poca insulina.

Las células del cuerpo no responden a la insulina que se produce  La insulina es una hormona producida por el páncreas que regula el nivel de azúcar en la sangre.  La diabetes hace que los carbohidratos no puedan ser utilizados por el organismo para producir energía.  Como resultado estos se acumulan en la sangre.  A esto se le conoce como hiperglucemia y puede ser causante de numerosos problemas de salud tales como enfermedades de los riñones, pérdida de la visión y problemas vasculares y cardiacos. 

Como el cuerpo no puede utilizar bien los carbohidratos recurre a las grasas como una fuente alterna de energía.  El resultado es una alteración en el balance ácido-alcalino del cuerpo que si se perpetúa puede eventualmente producir convulsiones y coma diabético.


¿Qué tipos de diabetes hay?

Existen varios tipos de diabetes:

  1. Diabetes tipo 1 o mellitus
  2. Diabetes tipo 2
  3. Diabetes gestacional
  4. Diabetes Pre-diabetes
  
  1. Diabetes tipo 1 o mellitus: Es dependiente de la insulina, a veces se le llama diabetes juvenil, porque casi siempre comienza durante la infancia (aunque también puede ocurrir en adultos). Como el cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo 1 deben inyectarse insulina para poder vivir. Menos del 10% de los afectados por la diabetes padecen el tipo 1.

  1. Diabetes tipo 2: Es mucho más común y generalmente comienza a partir de los 40 años de edad.  En este tipo de diabetes el páncreas retiene al menos cierta capacidad para producir insulina. A veces no es suficiente o el organismo no la utiliza en forma eficiente.  Muchos de estos pacientes pueden controlar su diabetes con una dieta mientras que otros requieren medicamentos orales que reducen el nivel de glucosa en la sangre.  En algunos casos la diabetes se sale de control y se hacen necesarias, al menos temporalmente, inyecciones de insulina.

  1. Diabetes gestacional: La diabetes durante la gestación afecta a una de cada 10 mujeres embarazadas (aproximadamente 135.000 casos en los Estados Unidos cada año). Los bebes aumentan aproximadamente un kilo más de lo debido, causado por el incremento de glucosa.

  1. Diabetes Pre-diabetes: Los niveles de glucosa en la sangre son mayores que los normales pero no lo suficientemente altos como para diagnosticar diabetes. Si en la prueba de GPA se detecta un nivel de glucosa en la sangre en ayunas entre 100 y 125 mg/dl, significa que la persona tiene una diabetes latente. Una persona con un nivel de glucosa en la sangre en ayunas de 126 mg/dl o superior padece diabetes.
  
¿Cuáles son los síntomas?

Ambos tipos de diabetes producen una diversidad de síntomas entre los cuales se encuentran:

  • Sed y hambre constantes.
  • Una excesiva producción de orina.
  • En la diabetes tipo I también se puede producir una significativa pérdida de peso.
  • Fatiga o cansancio
  • Vista borrosa
  • Ausencia de la menstruación en mujeres
  • Impotencia en los hombres
  • Dolor abdominal
  • Hormigueo o adormecimiento de manos y pies
  • Úlceras o heridas que cicatrizan muy lentamente.
  • Debilidad
  • Irritabilidad y cambios de humor
  • Náuseas y vómitos
  • Mal aliento

¿Qué debe hacer para prevenir esta enfermedad?

Por ejemplo, el paciente pre-diabético, es decir, que aún no tiene la enfermedad pero que tiene su nivel de azúcar entre 110 y 125, que comience a cuidarse. Así, a los pre-diabéticos se les recomienda hacer ejercicio aproximadamente como cinco veces por semana, caminar como mínimo 30 minutos diarios y bajar entre un 5 y un 7 por ciento su peso corporal.

El ejercicio ayuda tanto a prevenir la diabetes en personas que están a riesgo, como a evitar muchas de las complicaciones en las personas que ya la padecen. Otros estudios demuestran que las personas diabéticas que hacen ejercicio con regularidad tienen un riesgo menor de muerte que las que no lo hacen.  Una de las formas en que el ejercicio ayuda es incrementando el nivel de cromio en los tejidos.  Otra es mejorando la capacidad del organismo para utilizar la insulina disponible.


¿Como debería ser la alimentación?

Algunas recomendaciones alimentarias que pueden ser de utilidad para todas las personas que padecen de diabetes o que están en un alto riesgo de padecerla son:

  • Una reducción del consumo de grasas 
  • Incrementar el consumo de carbohidratos complejos: comer derivados de vegetales, granos integrales y poca cantidad de fruta fresca. 
  • Elimine el consumo de azúcar: dulces, galletitas y golosinas. 
  • Aumente el consumo de vegetales: el brócoli, la espinaca, la zanahoria y el pimiento.
  • Reduzca o elimine el consumo de cafeína, alcohol y cigarrillos.
  • Reduzca el número total de calorías y coma en varias veces con pocas cantidades.

¿Tiene cura la diabetes?

La diabetes no tiene cura, pero es controlable. Es necesario que tanto el paciente como su familia reciban atención de un equipo médico para que así aprendan a tratarla. Además, existen equipos encargados de medir la cantidad de azúcar que hay en el cuerpo dentro de un momento determinado. Así el diabético sabe si el tratamiento que está utilizando es el indicado o no.


¿Qué tratamientos existen?

  • Biguanidas. Como la metformina. Aumentan la sensibilidad de los tejidos periféricos a la insulina, actuando como normoglicemiante.
  • Sulfonilureas. Como la clorpropamida y glibenclamida. Reducen la glucemia intensificando la secreción de insulina. En ocasiones se utilizan en combinación con Metformina. 
  • Meglitinidas. Como la repaglinida y nateglinida. Estimulan la secreción de insulina.
  • Inhibidores de α-glucosidasa. Como la acarbosa. Reducen el índice de digestión de los polisacáridos en el intestino delgado proximal, disminuyendo principalmente los niveles de glucosa posprandial. 
  • Tiazolidinediona. Como la pioglitazona. Incrementan la sensibilidad del músculo, la grasa y el hígado a la insulina.
  • Insulina. Es el medicamento más efectivo para reducir la glucemia aunque presenta hipoglucemia como complicación frecuente.
  • Agonistas del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Como la exenatida. El GLP-1 es un péptido de origen natural producido por las células L del intestino delgado, potencia la secreción de insulina estimulada por la glucosa.
  • Agonistas de amilina. Como la pramlintida. Retarda el vaciamiento gástrico, inhibe la producción de glucagon de una manera dependiente de la glucosa.
  • Inhibidores de la Di-Peptidil-Peptidasa-IV. Como la sitagliptina. Intensifican los efectos de GLP-1.


Para conseguir un buen control de la Diabetes Mellitus es imprescindible la Educación Terapéutica en Diabetes que, impartida por profesionales sanitarios específicamente formados en Educación Terapéutica en Diabetes, persigue el adiestramiento de la persona con Diabetes y de las personas cercanas a ella, para conseguir un buen control de su enfermedad, modificando los hábitos que fuesen necesarios, para un buen tratamiento se necesita hacer dieta y sobre todo deporte.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
 Autora:
 Mujeractual  

2 comentarios:

  1. Es un articulo muy bueno, muy bien explicado y al alcance de cualquier persona que este interesada en informarse sobre la diabetes. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, si quieres información sobre cualquier otra cosa no dudes en preguntar.
      Un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos interesantes