Traductor

A que es debida la inflamación de los testículos

¿En qué consiste la inflamación de los testículos? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Qué se puede hacer para reducir la inflamación?

¿En qué consiste la inflamación de los testículos?

inflamación de los testículos

La inflamación de los testículos se conoce como orquitis, pero lo más frecuente es que, al mismo tiempo, también afecte a una estructura unida a ellos, el epidídimo, en cuyo caso se denomina orquiepididimitis.

El epidídimo tiene forma de semiluna y está adosado a la parte superior y posterior del testículo, lo que origina su nombre (epi= sobre, dídimos= gemelos, pues los dos testículos son muy similares).

Dentro del epidídimo hay un conducto en el que todos los conductillos del testículo vierten los espermatozoides que van formando. Dicho conducto se continúa por otro, el deferente, que los llevará hasta la llamada vesícula seminal, situada dentro del abdomen, la cual por otro conducto, el eyaculador, los expulsa a la uretra en el pene, constituyendo la eyaculación.

¿Cuáles son sus causas?

Los testículos se pueden inflamar a causa de bacterias o virus. Lo frecuente es que las primeras lleguen al epidídimo y de éste al testículo, a través de la uretra, del conducto eyaculador, de la vesícula seminal y, por último, del conducto deferente.

Las bacterias más frecuentes son las clamidias y gonococo, que se contagian en las relaciones sexuales. A veces, las bacterias proceden de infecciones urinarias o de la próstata, estas últimas más frecuentes si existe una dificultad para orinar que requiere sondar la vejiga.

Los bacilos de la tuberculosis y el de las fiebres de malta pueden llegar a los testículos por medio de la sangre, lo que también ocurre en el virus de las paperas.
testículos

¿Cuáles son sus síntomas?

Las orquiepididimitis pueden afectar a uno o a los dos testículos. Las más frecuentes son agudas y provocan un fuerte dolor en las bolsas, que mejora al elevarlas por encima del pubis, y se extiende a las ingles.

La piel está enrojecida, hay fiebre e hinchazón de las bolsas, cuya palpación es muy dolorosa y, en general, no permite delimitar el testículo del epidídimo.

En ocasiones, la micción es dolorosa, más frecuente y, según la causa, puede expulsarse una secreción como pus y sangre en el semen. Cuando la inflamación dura más de seis semanas, se considera crónica. En este caso, la hinchazón de las bolsas persiste, pero el dolor es leve y no hay fiebre. La causa más frecuente hasta hace unos años era la tuberculosis.

¿Qué se puede hacer para reducir la inflamación?

En la fase aguda, se debe efectuar reposo en cama y, para aliviar el dolor, además de los analgésicos, se recomienda el uso de unos suspensorios. El médico recetará los antibióticos adecuados, que, si la causa es una enfermedad de transmisión sexual, también se deben administrar a la pareja. La orquitis por paperas no tiene tratamiento específico, pero puede prevenirse vacunándose contra esta enfermedad.


En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

 Autora:
 Mujeractual  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos interesantes