Traductor

Qué son los pólipos de colon, causas y tratamiento

¿Qué son los pólipos de colon? ¿Cuáles son las causas de los pólipos de colon? ¿Cuál es el tratamiento de los pólipos de colon?















¿Qué son los pólipos de colon?

pólipos de colon
Los pólipos de colon son masas tumorales benignas, de tamaño variable, que crecen sobre la pared interna del intestino grueso en número también variable. Pueden estar bien adheridos a la pared intestinal, pero es más común que crezcan hacia el interior del órgano y se mantengan unidos a la pared mediante un pedículo.

Los pólipos suelen situarse en la parte final del intestino grueso, en el colon sigmoideo o en el recto.
Pocas veces aparecen antes de los veinte años y se hacen más frecuente con la edad. Existe una afección hereditaria, la poliposis cólica familiar, caracterizada por el desarrollo de gran número de pólipos.

Los pólipos pueden provocar hemorragias, que se manifiestan por pérdidas de sangre con las heces, o la evacuación, en ocasiones dolorosa.

Aunque en principio los pólipos son benignos, algunos tienden a transformarse en tumores cancerosos con el paso del tiempo.



¿Cuáles son las causas de los pólipos de colon?

La causa íntima de la aparición de estos pólipos no se conoce, aunque es probable que dependa de diversos factores, tanto hereditarios como ambientales (por ejemplo, una dieta pobre en fibra vegetal).

Existen distintos tipos de pólipos de colon. Normalmente se trata de adenomas, desarrollados a partir del epitelio glandular de la capa mucosa, que pueden ser tubulares (en forma de tubo), vellosos (en forma de dedo) y tubulovellosos (en forma de dedo y tubo). Un reducido porcentaje está formado por otros tejidos (muscular, fibroso, adiposo y nervioso).

Por último, algunos pólipos son congénitos y pueden ser completamente benignos, aunque con frecuencia presentan cierto riesgo de degeneración maligna.

pólipos


¿Cuál es el tratamiento de los pólipos de colon?

En general, los pólipos se extirpan quirúrgicamente. Si están situados en el recto, pueden extraerse de forma directa. Si la localización es más profunda, pero son pediculados, se extirpan en el curso de una colonoscopia. Si, por el contrario, son de grandes dimensiones y están sólidamente anclados al intestino, es necesaria una intervención quirúrgica.

Con posterioridad, el paciente deberá someterse a una revisión periódica, por ejemplo cada dos o tres años, para comprobar si se han formado otros pólipos.



En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

 Autora:
 Mujeractual  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos interesantes